fbpx

El Twerk

¿Expresión corporal o provocación? ¿Danza poderosa o sexual? El twerk, más que menear la cola

¿Por qué bailamos? La danza , esa expresión primaria que conecta -casi instintivamente- con las emociones, se manifestó en el ser humano desde la antigüedad y fue evolucionando al ritmo de los tiempos. En las organizaciones tribales, la danza era parte de los rituales para la supervivencia, como la caza, la lluvia o la fertilidad. En la anciana Grecia, como en otros pueblos, el origen de la danza estuvo vinculado a lo religioso. En los ditirambos -fiestas en honor a Dionisios, hijo de Zeus y dios del vino y los placeres sensuales-, los hombres -las mujeres no podían participar- cantaban y bailaban en completo frenesí. Alguien, un día se «salió del libreto» y empezó a recitar las aventuras de Dionisios; luego se agregaron otros hombres que dialogaban entre sí: fue el origen del teatro. Observamos, así, cómo el baile es uno de los canales con que cada sociedad (o grupos sociales), a lo largo y ancho del mundo, comunicó (y comunica) el modo en que percibe su realidad y su historia. En la actualidad y con raíces africanas, el twerk es esa danza urbana que resuena, sobre todo, desde Nueva Orleans hasta Latinoamérica conquistando adeptos y sumando detractores. En Argentina son cada vez más las personas que la practican.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
× ¿Alguna Duda?